Muchos de los problemas por los que las personas se ponen en manos de los especialistas en psiquiatría de Coruña tiene su raíz en los miedos irracionales que surgen sin una causa justificada y que son tan fuertes que impiden a quien los padece realizar algunas actividades cotidianas. Hablamos, por ejemplo, de personas a las que el mero hecho de entrar en un ascensor puede provocarles tales ataques de ansiedad  que prefieren subir caminando por las escaleras o, si la altura es excesiva, renuncian a subir.

La claustrofobia, el temor a permanecer en espacios de reducido tamaño, que es lo que afecta a estas personas, puede influir de tal manera en ellas que les obligue, por ejemplo, a renunciar a un empleo sólo porque sea necesario tomar un ascensor para llegar a las oficinas. En muchas ocasiones las fobias, el nombre genérico que reciben estos miedos irracionales, pueden no afectar a la vida cotidiana de quien los sufre, sin embargo hay casos en los que estos miedos pueden llegar a convertirse en in impedimento para seguir una vida normal. Cuando esto sucede es conveniente consultar con los especialistas en psiquiatría de Coruña para tratar de buscar una solución al problema.  

Los expertos han catalogado decenas de miedos intensos y desproporcionados hacia situaciones y objetos cotidianos. El miedo a las tormentas, especialmente a los truenos, se conoce como brontofobia y, salvo casos muy excepcionales no es uno de los más graves, pero en otros casos, como el de quien padece de glosofobia, puede provocar situaciones más dramáticas. Se denomina glosofobia al temor que aparece cuando hay que hablar en público ante un auditorio más o menos numeroso, una situación que puede crear ataques de pánico.

Entre las fobias más frecuentes que trata el Dr. Alfonso García Carballal están los miedos relacionados con los viajes en avión.