Desde nuestra consulta de psiquiatría en Coruña queremos, con esta nueva entrada, que sepas tratar en el día a día a un depresivo crónico. Estas son algunas pautas:

- Debes entender cómo se siente normalmente una persona depresiva, para ello existe un ejercicio: piensa en cómo te sentías el día más triste de tu vida y llévalo a unas cien veces más. Ese sentimiento es el que un depresivo mantiene de manera habitual.

- Controla tus emociones negativas hacia el enfermo por depresión. Para ello deberás evitar pensamientos o conversaciones con él o ella como: “no se esfuerza en estar bien”, `si me quisiera realmente lucharía más por estar bien’, ‘no hay solución, ya debería estar mejor después de todo el tiempo que ha pasado’....

- Intenta reforzar cualquier avance en su recuperación. Cualquier gesto no depresivo debe ser bien valorado, una sonrisa, un comentario positivo que haga… Por lo tanto no refuerces su actitud depresiva, tal y como hacemos en la consulta de psiquiatría en Coruña. Por ejemplo si llora o se queja no le prestes mucha atención, pero cuando deje de hacerlo muéstrale tu satisfacción por controlar la situación.

- Evita razonar con el depresivo e insistirle para que modifique su actitud, lo único que conseguirás será hacerle sentir culpable y que vaya a más su depresión.

En el supuesto de depresiones mayores o personas en las que pueda haber riesgo de suicidio es esencial que el psicólogo, como sí hace el de García Carballal, A., oriente e informe sobre las necesidades puntuales de atención, que pasarán en este último caso por el acompañamiento continuado del enfermo.