Como buenos expertos en el tratamiento para alcohólicos en A Coruña, este nuevo post lo usaremos para hablar de los factores que ayudan a que se produzca este problema en la vida de una persona. Toma nota:

- Factores genéticos: es ampliamente conocido por todos que el alcoholismo tiende ocurrir sobre todo en núcleos familiares. Gracias a esta predisposición genética, las personas que tienen parientes con problemas de abuso de sustancias corren todavía mayor riesgo de poder caer en esta desfavorable situación de la que se puede salir si vienes a nuestra consulta de tratamiento para alcohólicos en A Coruña.

- Factores físicos: además de la herencia genética, las investigaciones han identificado diferentes factores biológicos como por ejemplo las áreas del cerebro responsables de los impulsos, la toma de decisiones y el funcionamiento motriz: estas se degradan bastante cuando la persona consume alcohol en cantidades muy elevadas. Mientras más tiempo dure el abuso del alcohol, mayor será el daño en estas zonas del cerebro y en su funcionamiento.

- Factores ambientales: en Alfonso García Carballal consideramos este como uno de los más peligrosos, pues el entorno de una persona puede empujarla a abusar del alcohol. Si un individuo tiene una disposición genética al abuso del alcohol, es fácil que ciertas influencias ambientales o circunstanciales puedan llevar a dicha persona a bebérselo de manera compulsiva: la exposición al estrés crónico, los traumas o la violencia son buenos ejemplos de estas influencias que acaban reflejadas en el indeseable consumo asiduo de alcohol.