La adicción al consumo de bebidas alcohólicas tiene importantes consecuencias sobre la salud y también en el comportamiento de sus protagonistas y a quienes les rodean: el alcohol afecta tanto física como psicológicamente, generando de forma secundaria varios problemas sociales y familiares que con nuestro efectivo tratamiento para alcohólicos en A Coruña pueden frenarse.

En este sentido, uno de los problemas principales del alcoholismo es el aumento de la agresividad o incluso violencia. El alcohólico cada día que pasa es menos tolerante a los estímulos de fuera reaccionando de forma hostil a situaciones que le sobrepasen. El riesgo de acabar siendo alguien violento es por tanto muy elevado, motivo por el cual los familiares del afectado acuden a nuestro tratamiento para alcohólicos en A Coruña antes de que vaya a más y pueda ser incluso alguien peligroso a la larga.

Las terapias de Alfonso García Carballal, consulta en la que estamos totalmente especializados en el tratamiento de estas enfermedades, incluso también pueden ser muy positivas para los familiares que quieran participar en ellas, pues en la gran mayoría de los procesos estos culpabilizan erróneamente al enfermo llegando incluso a abandonarlo y a cortar las relaciones con él.

El entorno familiar pero también amigos o compañeros de trabajo son los apoyos más importantes que tiene un adicto al alcohol y en la mayoría de los ocasiones, junto a una óptima terapia con psicólogos, son la clave para terminar con este grave problema que a día de hoy sigue estando vigente en nuestra sociedad.