Hasta hace no demasiado tiempo, la mayoría de los pacientes que visitaban las consultas de los especialistas en psiquiatría de Coruña eran en su mayoría chicas jóvenes, con una adolescencia recién estrenada. Sin embargo, desde hace unos años, el número de chicos que manifiesta signos de padecer un trastorno de estas características se ha incrementado de forma llamativa, en mucha mayor proporción que entre las chicas. En la actualidad podemos establecer una proporción de tres mujeres por cada varón tratado mientras que hace unos años era de unas 6 o 7 chicas por cada chico.

En los trastornos alimentarios, anorexia o bulimia, el diagnóstico temprano es fundamental. Demorarse en su detección puede hacer que aparezcan otros problemas de mucha gravedad que pueden afectar a órganos de importancia vital como los riñones, el hígado o el corazón. Pero, como especialistas en psiquiatría de Coruña, sabemos  que muchos jóvenes tratan, a menudo con éxito, de ocultar a sus padres sus síntomas evitando participar, con escusas poco creíbles a menudo, participar de las comidas familiares. Ocultan su aspecto vistiendo ropas holgadas, con camisas de manga larga incluso en los días más calurosos. Poco antes de que los cambios en su cuerpo empiecen a ser notorios, manifiestan una interés desmesurado, casi una obsesión, por todo lo relacionado con la nutrición pregunta por las calorías de cada alimento que toman, y parece que las dietas son su único tema de conversación.

Ante la aparición de estos síntomas nuestro mejor consejo es que te pongas cuanto antes en contacto con el Dr. Alfonso García Carballal que tratará de diagnosticar el problema y, lo más importante, empezar a tomar medidas para su pronta solución.