Los tratamientos de perdida de memoria en A Coruña parten de la atención al diagnóstico personalizado, puesto que cada caso es único. Existen distintos factores que pueden afectar negativamente, no solo al bienestar general, sino también a la memoria. Y el estrés es uno de estos ingredientes, al que, a veces, no damos el significado que realmente tiene.

Los tratamientos de perdida de memoria en A Coruña son terapéuticos y personalizados para el paciente. Pero ¿de qué modo influye el estrés frecuente en la memoria?

1. Despistes cotidianos: la prisa es una manifestación del estrés de quien afronta su rutina desde una perspectiva acelerada desde el comienzo de la jornada. Este hecho hace que la persona no esté realmente atenta a aquello que hace en cada momento, sino que, en muchas ocasiones, experimente el efecto de la atención dispersa, al querer hacer varias cosas a la vez.

Estos despistes sencillos, por ejemplo, olvidar las llaves del coche en casa, parecen no tener un significado relacionado con esta cuestión a corto plazo. Sin embargo, es importante analizar si este tipo de despistes se están produciendo con cierta frecuencia.

2. Dificultades de concentración: la persona que vive un periodo de estrés intenso y frecuente también puede experimentar dificultad para lograr su objetivos en el aprendizaje de una materia en concreto, por ejemplo, un idioma.

3. Cansancio: el estrés habitual produce cansancio físico y mental, ya que, además, está vinculado a otras circunstancias. Por ejemplo, preocupaciones que alteran el descanso de la noche. La persona entra en una dinámica de días con muchos momentos en los que se siente desbordada por el curso de los acontecimientos.

En nuestra consulta, Alfonso García Carballal, experto en psiquiatría, ofrece asesoramiento personalizado en esta materia. Ante cualquier signo de pérdida de memoria, es muy importante concretar cuál es la causa.