En nuestro país es muy frecuente el consumo de alcohol. Por desgracia, incluso se consume a edades muy tempranas. Sin embargo, eso puede tener una repercusión en nuestro cuerpo. En nuestra consulta hemos tratado a un número importante de personas con problemas derivados de su consumo. Por eso, como especialistas en tratamiento para alcohólicos en A Coruña, queremos aprovechar esta nueva entrada para explicarte alguno de los efectos que tiene el consumo de alcohol en nuestro cerebro.

En primer lugar, nuestro cerebro tiene un equilibrio de diferentes sustancias químicas, que se ve alterado con el consumo del alcohol. Eso afectará al comportamiento, los pensamientos, los sentimientos y las emociones.

En el caso de los adolescentes, el consumo en grandes cantidades puede afectar a un correcto desarrollo del cerebro. Por ejemplo, puede afectar a la comprensión del lenguaje y al funcionamiento visual-espacial.

El alcohol afecta al hipocampo, el área que interviene en el almacenamiento en nuestra memoria. Cuando bebemos mucho alcohol y nos emborrachamos el cerebro procesa la información de forma más lenta, y disminuye la capacidad de memorizar. De ahí las típicas pérdidas de memoria.

También tiene un efecto directo sobre el córtex prefrontal, que regula la impulsividad e interviene en la organización del comportamiento.

En caso de que hayas detectado que el consumo de alcohol en algún familiar o amigo es más elevado de lo habitual te aconsejamos que consultes a un profesional. En caso de que llegue a convertirse en una adicción el alcohol puede ser muy peligroso. El doctor Alonso García Carballal puede echarte una mano.

Está especializado en el tratamiento para alcohólicos en A Coruña y sabe cómo hay que ayudar a personas que están atravesando por problemas con el alcohol. No dudes en preguntar.