El consumo de alcohol puede llegar a representar un grave problema para cualquier persona, y para su entorno familiar, llegando a ser necesario acudir a un centro especializado en el tratamiento para alcohólicos en A Coruña. No obstante, en algunos casos hay dudas sobre si estamos ante un caso realmente problemático o simplemente ante un consumo más o menos elevado.

En este sentido, parece necesario revisar la figura del “bebedor social”. Una forma habitual de socializar hoy en día es quedar en algún bar para tomarse una cerveza, un vino o una copa con amigos, compañeros de trabajo, familiares, etc. De hecho, muchas personas están acostumbradas a tomar el vino a media mañana o poco antes de comer, o ir a algún bar a tomar también algún tipo de alcohol mientas ven el partido de su equipo favorito.

Un bebedor social es capaz de decidir de forma libre cuándo empieza a beber y cuándo lo deja. El alcohólico no tiene ese control sobre el consumo de la bebida. Por supuesto, no todo bebedor social se puede considerar como alcohólico, pero todas las personas que han tenido problemas con el consumo de alcohol se han iniciado con una ingesta moderada. Se calcula que en torno al 15 o el 20% de las personas que se inician en el consumo de alcohol llegan a desarrollar una adicción.

Por eso, es fundamental ser capaces de ver a tiempo cualquier síntoma de adicción en una persona. En caso necesario es recomendable acudir a cualquier experto en tratamiento para alcohólicos en A Coruña para poder afrontar este problema.

Con la ayuda de Alfonso García Carballal podrá superar sus problemas de alcohol. En nuestro centro también estamos especializados en tratar con personas que sufren pérdida de memoria.